El último año doble un Trisquel, antes de doblar me imaginaba como sería el resultado final, pero lo más importante de esta técnica es calcular cuántas páginas me hacen falta para que salga como imagino en mi cabeza.

Escogí un libro de 450 páginas creyendo que iban a ser suficientes para hacer el Trisquel, evidentemente redondo, pero el resultó ser un Trisquel en forma de huevo, en fin, que había usado un libro con insuficientes páginas para el dibujo perfecto.

Evidentemente la palabra “rendición” no está en mi vocabulario, así que, vuelta a empezar, con un libro de aprox. 550 páginas y “voilá” ha salido perfecto. Pero también he aprendido que si hubiera escogido en el segundo intento, un libro de 650 páginas el resultado hubiese sido un Trisquel ovalado horizontalmente, es decir, un ejemplo perfecto de prueba y error.

Muchas veces me preguntan, u oigo decir, que son libros doblados con algún tipo de máquina, lo siento… “Doblar libros es puramente artesanal y cada pieza es única, irrepetible.”

Para poder doblar tu libro necesito que me digas que esperas ver en el libro, ¿Cómo lo imaginas en tu cabeza? Un dibujo especial que signifique algo para ti, por ejemplo, ¿un nombre, la silueta de tu mascota, o una frase con un sentido personal, o simplemente una flor, una fecha?

Realizaré varios diseños exclusivos para tí con los datos precisos, para que puedas elegir como te gusta más, pero también te daré ideas, porque pueden doblarse de cientos de formas diferentes, por supuesto, también se pueden combinar, es decir, doblar en distintos tipos de pliegues en tu libro personalizado.

Con el diseño y plegado decidido ya, debo hacer una plantilla, para luego doblar a mano cada página con punzón, cúter de precisión y diferentes tipos de reglas, siempre dependiendo de lo que necesito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *